Y llegó

El 12 de marzo, diez minutos antes de que la primera ponencia del X Congreso de Periodismo Digital diese comienzo, un imprevisto llevó a que CPDHuesca se quedase con un sólo autor, yo misma. Parecía que nos acercábamos al desastre, y que incluso CPD quedaría como uno más de los miles de blogs “en suspensión”, sin vida.
Fue fruto de la casualidad. Javi Gómez llevaba consigo el portátil a pesar de no participar en el concurso, y el resultado del abordaje que practiqué en la cola de espera para recoger la acreditación ya lo conocen. Javi pasó a ser el nuevo redactor de CPD.
Nos hemos reído realizando la cobertura, desesperado con tanto problema de conectividad, esperanzado con vuestros comentarios, divertido mirando la barra de estadísticas de visitas, ilusionado planeando las entrevistas y juegos que deseábamos plantear, quejado ante el dolor que produce el tener 12 horas las lentillas puestas mirando al ordenador, etc.
Imprevisto; accidentado. Sí, así fue el inicio de nuestro trabajo, pero no queríamos, no queremos, que el final llegue. Y al final llegó.

Gracias, Irene Pedruelo.

Anuncios

Esto se acaba…noooooo

Bueno pacientes lectores de este nuestro blog. El congreso se acaba. Ha sido un experiencia muy buena en la que he aprendido muchas e interesantes cosas. También ha habido tiempo para un poco de diversión (pero poco, ¡eh!) ayer por la noche. He conocido gente muy peculiar (reconozco que me voy a hacer fan en Facebook de Ícaro Moyano) y con ideas de futuro.

Como pueden ir leyendo no voy a hacer ninguna valoración de los temas tratados(aunque me decepcionó el debate de “las políticas”). Eso se lo dejo para los “expertos”.

Por último dar las gracias a varias personas. Primero al profesor Salaverría por ofrecernos venir a este evento. Segundo a mi jefecilla. Por confiar (un poco de casualidad) en mí para acompañarte en esta locura (incluido la búsqueda de Leandro) y porque trabajar contigo es tan fácil que casi ni he notado el cansancio. Por último, que no se me olviden los colaboradores…a Dani con sus fotos, a Roberto con sus espectaculares post (muy grande el de anoche) y a todos los que nos hayáis leido: MUCHAS GRACIAS.

Yo vine aquí a oír charlas y adelantar un trabajo para clase en los descansos y acabé en CPDhuesca porque una chica me abordó en la cola de entrada…y como dice el dicho: “Más feliz que una perdiz”.

Un saludo, Javi.

p.d: ¿El concurso? Yo ya he ganado mucho más…
p.d2: Muchas gracias por el terrible aumento de visitas que hemos tenido en la última media hora…os aseguró que ver el número que ha salido en la pantalla no me lo podía creer.

SMS Urgente: ¡¡Lo tenemos!!

Ha finalizado la ponencia de Mario Tascón, y … ¡un golpe de suerte ha tocado a los redactores de CPD! ¡Por fin HEMOS ENCONTRADO A LEANDRO PÉREZ MIGUEL! Nuestro wally-reportero particular no llevaba camiseta de rayas rojas y blancas, sino una camisa azul, pero lo tenemos.

¡Lo tenemos!

Javi Gómez, Leandro Pérez, Mario Tascón e Irene Pedruelo.

Queremos agradecer a Mario y a Leandro que hayan colaborado en este juego, en ocasiones loco. Seguiremos con gran interés el proyecto, a punto de caramelo, de Lainformacion.com

Anoche

Llegamos al restaurante a las diez menos diez de la noche. Sorri nos estaba esperando. Había reservado una mesa. Nos sentamos juntos Yéssika, Patri, Pedro, Miguel, Edurne, Jiménez, Roberto, Leyre, Arantxa, Maialen y Fernando (en ese orden). Nos acompañaba nuestro profe de Tecnología, Ramón Salaverría, que ya se había desprendido de la corbata.

De primero, comimos una pastelito de espinacas con un pescado no identificado y langostinos. El pastelito de espinacas no tuvo mucho éxito. De segundo, tomamos ¿merluza? (yo a todo lo llamo merluza; disculpa mi imprecisión ictiológica) con cardo. Y de postre, todos esperábamos que hubiera piña; pero nos pusieron tarta de queso.

En la mesa de al lado, cantaron dos veces el cumpleaños feliz a Álvaro. No pienses por ello que ayer era su cumple (su cumple es a finales de abril). Simplemente sus compañeros de mesa se dejaron llevar por el vino…

Después, nos repartieron unos vales para tomar dos consumiciones gratuitas… en el Edén. ¿Qué te sugiere el nombre de ese local? A mí me sugiere placer, diversión, deleite, gozo, lujuria…

Salimos del restaurante y fuimos caminando hacia el Edén. Hacía muy buena noche: no hacía falta la rebequita. Por el camino, Ramón Salaverría entró en un edificio. ¿Esto es el Edén? No, es el Casino de Huesca. El Edén está al lado.

Sentado en la acera, justo enfrente de la entrada del Edén, estaba nuestro amigo Ícaro Moyano (el que más autobombo se dio ayer, junto con Nerea Vadillo) con su móvil.

El Edén suena a paraíso. Pero no es una sala de fiestas espectacular, sino un bar normal y corriente. ¿Acaso te imaginas un futbolín en una sala de fiestas increíble? Pues sí: el Edén tenía futbolín.

Algunos compañeros de clase nos dirigimos directamente a la barra. Había que aprovechar los vales que nos habían dado…

Poco a poco, los alumnos fcom nos fuimos concentrando en la esquina del fondo izquierda. Pronto aparecieron por allí David Beriain, Sergio Caro, Gumersino Lafuente y demás ponentes, que atrajeron sobre todo al sector femenino de la clase.

Yo creo que el ponente que más triunfó fue Beriain. No puede decir cualquiera que ha estado presente en los principales conflictos mundiales de los últimos seis años. Además, el tío se había llevado ayer el Premio José María Porquet de Periodismo Digital.

Sergio Caro, el fotógrafo más gracioso del Congreso, también tuvo su público. Fuentes cercanas a este cronista informan de que Caro, rodeado de tantas mujeres, dijo: “Quiero volver a la universidad para estar con estas chicas”.

Gumersindo Lafuente, director de soitu.es, el mismo que denunciaba que los alumnos de Periodismo salen hoy de la universidad sin saber escribir un pequeño texto (magnífica réplica de Ramón Salaverría), no se quedó atrás. Repartía entre las chicas unas chapitas de soitu.es. Una forma barata y efectiva de hacer marketing.

Los alumnos (y sobre todo, las alumnas) de fcom utilizaban distintos procedimientos para acercarse a los ponentes:

1. El método de los tímidos consistía en acoplarse al grupito que estaba en torno al ponente y empezar a hablar con él.

2. El método de los que van de frente por la vida consistía en tocar por la espalda al ponente y presentarse a bocajarro: “Hola, soy Fulanito, estudiante de Periodismo, y quiero hablar contigo”.

3. Los más irreverentes se acercaban al ponente (este método se aplicó sobre todo con David Beriain) y le soltaban: “Oye, no me he creído nada de lo que has contado en el Congreso. ¿Que tú has estado con los talibanes y con las FARC? ¡Ja!”.

¿Qué más te puedo contar? Que los alumnos fcom bailamos la conga. Que alguna que otra chica hizo la de la cobra… Y que Ramón Salaverría se quitó la chaqueta, se tomó ―eso dicen― dos gin-tonics y se lo pasó muy bien.

A las dos y pico, nos marchamos del Edén (la mayoría). El traslado en autobús a la residencia fue movidito. La cara del conductor era un poema.

Luego, en la residencia, algunos continuaron la fiesta… ¡Viva el periodismo digital!

Colaborador: R.

Mario Tascón, pero nosotros queremos a Leandro

Es el turno de Mario Tascón, de La información. El auditorio se ha quedado medio vacío…resaca del gran no-debate…Por cierto Mario Tascón es el jefe de Leandro así que no duden que cuando termine su intervención le abordaremos para que nos presente a nuestro “Wally reportero”.

Un café…pero descafeinado…

Bueno pues el ansiado debate ya ha tenido lugar…y la verdad a nosotros nos ha dejado más fríos que calientes…nuestro colaboradores también estan con nosotros. De por sí, estamos “teniendo una reunión urgente” porque no hay temas para criticar, ni nada. Esperemos que su ingenio le otorgue algún tema…pero desde ya lo vemos difícil ya que considerar esto debate es demasiado…

SMS Urgente: Where is Leandro Pérez Miguel?

Ya os lo dijimos en un post anterior. El blog 233grados buscaba un reportero que cubriese el X Congreso de Periodismo Digital que el 12 y 13 de marzo tendría lugar en Huesca. EL congreso comenzó, y Leandro Pérez Miguel resultó ser el wally-reportero (con cariñó) elegido por ellos.
Los buscamos, lo hemos seguido, y queremos conocerlo.
(Si quieren contactar con nosotros, ¡déjenos un comentario!)